Tejedoras en SAPICA: entre la tradición leonesa y la modernidad del Poliforum

En SAPICA puede admirarse no solo la modernidad de las nuevas tendencias del calzado, así como su tecnología, sino la tradición de barrios leoneses como El Coecillo o Barrio Arriba. Prueba de ello son las llamadas “tejedoras” quienes realizan su oficio mientras la feria se lleva a cabo.

Una de ellas es María del Refugio Valadéz Torres, quien tiene toda su vida dedicada a coser y tejer zapatos. Al igual que muchas de sus compañeras, se sienta en un lugar acondicionado para ella durante el evento, y con una aguja y un hilo, se dedica a coser zapatos con el perfeccionismo que le han dado los años y con la precisión digna de una máquina.

“Me dedico a la tejida del zapato. Nosotros terminamos toda la tejida que es la suela, así como la floreta. Tengo diez años trabajando en esto. Hago este oficio desde muy pequeña, por mi familia. De hecho mi hermana es la encargada de repartir el zapato mientras que yo soy la que se encarga de tejer”.

Recuerda María que ella empezó poco a poco, desde joven. “Con un par, con dos pares, con tres pares”, evoca, hasta que obtuvo más habilidad y perfeccionismo en sus técnicas. “Me dedico a esto hasta la fecha”.

Por lo general, en un día llega a coser hasta veinte pares. Pero eso sí: aclara que lo hace “sin descuidar el hogar” pues además de tejedora, debe sustentar su oficio con la labor de ama de casa. “Todo lo hago en casa, porque esta chamba la podemos hacer en el hogar”.

Ahora que está trabajando en SAPICA, delante de toda la gente, reconoce que está un poco nerviosa, pues está acoplada a hacerlo solo. Como la señora reconoce, la labor tiene su chiste:

“Tejer tiene su chiste. Hay que fijarse que no quede chueco, que la puntada quede bien, pues un zapato que no está bien remachado, luego luego se descose, por eso hay que hacerlo con delicadeza, pero también que quede firme”.

María sigue cosiendo, entre stands, empresarios, políticos y todo el mundo que comprende SAPICA.

Author: Web

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *